COMO COLOCAR LAS CALAS CORRECTAMENTE

Nuestro cuerpo desplaza un cuerpo inerte, la bicicleta, porque aplicamos una fuerza sobre los pedales; fuerza que a través de un sistema de cadena y engranajes consigue que la rueda se ponga en movimiento y desplace la bicicleta.
La fuerza se aplica directamente al pedal, no hay ningún otro punto por el cual le llegue fuerza a la transmisión, así que el interface humano-máquina se produce a través del contacto entre nuestras zapatillas y los pedales. Desde que estos son automáticos, la cala hace de punto de unión. Así pues, que este interface sea lo más perfecto posible nos ayudará a transmitir mejor la fuerza y a evitar lesiones
Las calas tienen tres grados de libertad en cuanto a su movimiento: delante y atrás, interior y exterior y un tercer movimiento angular.
Para utilizar el sistema  ajustacalas  custom4.us lo primero que deberemos hacer es una medición de nuestros pies siguiendo estos parámetros para poder colocar la cala en su sitio
Ajuste antero-posterior
El primer movimiento se utiliza para centrar la cala en el eje metatarsal del pie, punto con el cual hacemos la fuerza al pedalear. La cala deberá estar alineada con el centro de este eje, que es la línea que va desde el primer metatarso (el del dedo gordo) hasta el quinto (el del pequeño). Haremos unas marcas en nuestras zapatillas justo en esos punto que nos servirán luego de guía para el ajuste
Ajuste del factor Q



El ajuste interior -exterior se utiliza para colocar la cala en función de la anchura de cadera de la persona que va a montar en bici. Es el famoso factor Q. Mediremos nuestra cadera de cresta ilíaca a cresta ilíaca. Después mediremos la distancia entre centro de pedal y centro de pedal (varía en función del grupo que montemos) y la diferencia será la que tengamos que aplicar a nuestras calas. Por ejemplo, si de pedal a pedal tenemos una distancia de 27 cms, y nuestra cadera mide 28 cms, deberemos mover 5 mms a la derecha de cero en cala de derecha y 5 mms a la izquierda de cero en la cala izquierda.
Rotación
La rotación de la cala va en función del ángulo natural que cada persona tiene en los pies, pudiendo ser diferente en cada uno de ellos. Para medir esto nos sentaremos en una mesa con los pies colgando. Debajo de los muslos pondremos las palmas de nuestras manos apuntando hacia el interior y tocando los dedos de ambas manos.
Nuestros pies caerán así de una posición natural. Pediremos la ayuda de alguien para que nos levante los pies hacia arriba y podremos comprobar que están rotados. Esos grados de cada pie son los que tendremos que apuntar para luego respetarlos en el ajustacalas.
Utilización del ajusta calas
Con un cutter cortaremos el hueco del modelo de nuestra cala
Con las calas simplemente sujetas pero no apretadas, pondremos la zapatilla en el ajustacalas colocando la cala en el hueco.
Guiándonos con las reglas moveremos la cala a su posición acorde a los datos que hemos obtenido en nuestra exploración de los pies.
Una vez la cala en su debido sitio la apretaremos convenientemente.
Esta entrada fue publicada en Biomecanica, Calzado y etiquetada . Guarda el enlace permanente.