LOS PIES EN SEMANA SANTA

En Semana Santa es muy importante cuidar los pies, da igual si vas a hacer turismo o participas en las procesiones, estar muchas horas de pie puede ocasionar molestias y lesiones que se pueden prevenir y evitar con sencillos gestos y acciones.

 

 

 

 

Sigue estos prácticos consejos y prepara los pies para soportar el rigor de estas fiestas:

  • Para empezar, dedique unos minutos a la higiene. Lávese los pies con agua templada y jabón adecuado a la acidez de la piel, séquelos muy bien e hidrate con una crema hidratante dando masajes ligeros por todo el pie.
  • Preste mucha atención al corte de uñas adecuadamente, el corte debe ser recto y siguiendo la línea natural de la uña. Si sufre de uña encarnada u otras patologías del pie, haga una visita al podólogo.
  • Los calcetines o medias deben ser preferiblemente de algodón, ya que absorben mejor el sudor y permiten una mayor transpiración.
  • En Semana Santa, se debe elegir un calzado cómodo, los zapatos de suela gruesa y flexible, garantizan un mayor grado de amortiguación. Evite los tacones de más de 4cm de alto y de materiales sintéticos.
  • Después de la procesión o de los largos  paseos, es recomendable sumergir los pies durante 5 minutos en agua con sal. Luego repita con una crema hidratante haciendo énfasis en la planta del pie y los talones.

 

Esta entrada fue publicada en Calzado. Guarda el enlace permanente.