PROBLEMAS DEL USO DE CHANCLAS EN VERANO

Las Chanclas con tira entre los dedos o  llamadas “flip-flops”, son una moda muy extendida, que aunque la moda veraniega cambie y los colores se alternen hay cosas como las chanclas que no pasan de moda.

Chanclas fip-flops

Las llevaban los faraones, las uso Cleopatra y la han puesto de moda actices y modelos que recorren el caluroso asfalto de las ciudades a golpe de chanclas, parecen la mejor opcion para el verano.

A pesar de su uso tan extendido y frecuentela Asociación Americanade Podologia Medica ha advertido de que al no llevar el pie bien sujeto las chanclas dificultan el equilibrio y aumentan el riesgo de caidas. Lo mas común es que se produzcan heridas entre el primer y segundo dedo del pie donde roza la tira. Este tipo de calzado esta indicado para ir a la piscina, a la playa o para ducharse en sitios publicos, previniendo de infecciones por hongos, pero no estan hechas para caminar de forma prolongada  mas de20 metros.

Son un tipo de calzado desprovisto de toda sujeción para el pie, para caminar lo ideal es que el pie este sujeto por el talon o tobillo.

Asimismo estan contraindicadas para las personas con pies planos o pies cavos y tambien para aquellas con diabetes y mala circulación.

Las personas que llevan chanclas dan pasos mas cortos, fuerzan mas el tobillo al andar y sufre mas dolores en las extremidades inferiores que quienes usan zapatos mas armado que se adapta al pie.

Este tipo de calzado al dejar el pie totalmente al aire y carecer de sujeción alguna, obligan a hacer constantes esfuerzos con los dedos, por lo que pueden causar rozaduras, molestias y sobrecargas produciendo incluso fascitis y bursitis de los dedos menores.

Por todo esto debemos prestar especial atención en el calzado infantil para la playa y evitar las chanclas. Se recomienda prestarespecial atención al calzado del niño ya que estamos ante un pie en crecimiento.

Se recomienda en verano un calzado con contrafuerte reforzado con algun sistema de cierre como velero, cordones o similar, la puntera lo suficientemente amplia para acoger a los dedos sin presion y que no se deformen fácilmente. Por lo que las chanclas se alejan de estos parámetros.

 

 

Esta entrada fue publicada en Patologia. Guarda el enlace permanente.