SOBRECARGA DE CUADRICEPS

El cuádriceps ocupa la parte anterior del muslo y es el músculo más potente del cuerpo

Su aportación a nuestra actividad deportiva es esencial ya que es un extensor de rodilla y flexor de cadera y sin él no podríamos correr, caminar ni tan siquiera estar de pie, por ello hoy vamos a conocer un poco más de este músculo principal.

Esta formado por  cuatro vientres ( de ahí su nombre) que son el vasto interno ( el más apreciable a simple vista en la parte interna e inferior del muslo) el vasto externo ( misma ubicación pero en la parte exterior), el recto anterior ( el único vientre que se inserta por encima de la cadera) y el crural (más profundo).

Sus funciones principales, como decía ,son la de extender la rodilla y flexionar la cadera. Aunque también contribuyen en los movimientos de rotación y los bloqueos/desbloqueos de rodilla.

Aplicando lo que ya habíamos tratado alguna vez el cuadriceps trabaja de diferente manera en la fase de apoyo de la marcha que en la fase de oscilación.

Sería una trabajo concéntrico en la oscilación y un excéntrico en el apoyo.

Osea, que cuando lanzamos la pierna adelante el cuadriceps se contrairía concentricamente para extender la rodilla y flexionar la cadera ( una imagen muy ilustrativa es la de los velocistas (110 ms vallas p.ej)en el momento de atacar la valla con la pierna estirada y la flexión de cadera al máximo, en ese momento el cuadriceps -y otros músculos- está lanzando la pierna en una zancada “exagerada” y la contracción en ese momento es total) .

La fase de apoyo exige que el músculo trabaje “reteniendo” el peso y la inercia de nuestra marcha, osea de una forma excéntrica. Recordemos que este tipo de trabajo muscular es clave en nuestro entreno.

Una peculiaridad anatómica y biomecánica del cuadriceps es su inserción distal que se realiza a través de la rótula: donde se insertan los vientre musculares y desde el polo inferior de la misma sale el tendón rotuliano que es el que realmente se inserta en la tibia.

La rótula por su posición tiene una función de polea para trasmitir la fuerza del músculo a su inserción en la tibia, facilitando el deslizamiento y ganándole ángulo a la tracción del músculo.

Ello no sólo aporta ventajas, sino también inconvenientes, ya que la rótula y su cartílago sufren de manera muy especial la potencia desmesurada de nuestro cuadriceps especialmente en la actividad  deportiva pudiendo dañarse el cartílago por una lesión muscular, tipo contractura o sobrecarga de larga evolución, por un acortamiento o por un desequilibrio muscular. Provocando una solicitación excesiva del deslizamiento del cartílago rotuliano y dañándolo de una forma más o menos grave, provocando una condropatía rotuliana .

El tendón rotuliano debe trasmitir todas las fuerzas del músculo  hacia la tibia y su lesión también es frecuente: sería la tendinitis rotuliana que en su presentación más leve puede cronificarse y acompañarnos durante años de actividad deportiva ( hablaremos de ambas lesiones en otro artículo).

Al ser un músculo tan potente y voluminoso el cuadriceps sufre de forma muy especial la inactividad y una inmovilización de pocos días puede provocar merma evidente del volumen y la fuerza del mismo, también cualquier cirugía de rodilla provoca automaticamente un adelgazamiento fulminante del mismo.

También una lesión en la articulación de la rodilla ( en menisco, ligamentos, cápsula,…) que afecte a los receptores articulares provocara una disminución del tono  del mismo lo que conllevará a la perdida de volumen y fuerza.

Por esa misma causa, el volumen, el cuadriceps tiene cierta facilidad para sobrecargarse o contracturarse y aunque no sea frecuente la rotura de fibras en nuestra actividad si lo es en otros deporte más explosivos( atletismo, futbol,…)

Respecto a otros de los pilares de la carrera por montaña : la propiocepción; el cuadriceps es uno de los músculos más inervados por mecanorecptores y exteroceptores ya que su función es vital al adaptar la pisada al terreno y acomodar la rodilla a las demandas solicitadas.

Tener un cuadriceps fuerte y resistente, elástico ( estiramientos), reactivo ( propiocepción) y si puede ser, no demasiado voluminoso ( más facilidad para lesionarse)

 TRATAMIENTO

En las fases agudas: inmediatamente despues de la sobrecarga o de la contractura, se aplica frio: Bolsa de hielo, de garbanzos congelados o lo que se te ocurra. El tiempo que puedas, cuanto mas mejor. Luego, durante los dos o tres dias siguientes puedes aplicar una crema de “efecto frio”. Tres o cuatro veces al dia.

Las pomadas tienen una penetracion estimada en 5 mm asi que muy posiblemente se queden “cortas” para cuadriceps, femoral o gemelos. Se pueden usar Radiosalil, diclofenaco gel o antinflamatorios en pomada

El calor solo para tendinitis e inflamaciones cronicas.

Esta entrada fue publicada en Musculos, Musculos2. Guarda el enlace permanente.